Llega la temporada de verano y con ella las altas temperaturas. Así, son muchos los atletas que deciden seguir entrenando durante este periodo estival.

Como bien sabrás, la combinación de altas temperaturas con deportes de alta intensidad, como el CrossFit, hacen que factores como la hidratación cobren especial relevancia, por lo que habrá que dotar a nuestro organismo, quién está formado en su mayoría por agua (60-70%), de una correcta ingesta de esta -y sales minerales- para su práctica. ¿Controlas realmente tu hidratación para rendir al máximo y evitar problemas asociados a la falta de agua en nuestro organismo?

Además, como causa de la deshidratación, destacan factores externos como el clima, ubicación y entorno, ya que si hacemos referencia a la práctica deportiva también tendrán un alto grado de influencia.

Con esto, uno de los puntos destacados por los usuarios de Feel CrossFit son nuestras instalaciones, capaces de minimizar el impacto de las altas temperaturas sobre la práctica deportiva, acondicionado por sistemas de refrigeración para que puedas hacer lo que más te gusta cuando quieras.

Entonces, ¿Cómo puedo saber si tengo problemas de deshidratación antes o durante un entreno funcional? Te dejamos algunos síntomas en los que se manifiesta:

  • Presencia de sed intensa.
  • Debilidad muscular y cansancio.
  • Mareos y dolor de cabeza.
  • Sensación de sequedad en la boca.
  • Disminución del volumen de orina y de color amarillo oscuro.

Para ello, te recomendamos algunas pautas a tener en cuenta en tu día a día para evitar la deshidratación, sobre todo si te consideras crossfiter y decides probarte en cualquier condición:

  • Evita la exposición directa al sol en las horas de mayor temperatura, sobre todo para la práctica deportiva.
  • Lleva siempre contigo una botella de agua, o en su defecto, ten siempre la opción de poder beberla. En Feel CrossFit siempre tendrás agua cuando la necesites. ¡Cuidamos todos los detalles!
  • Bebe entre 2,5-3L de agua al día. Además, parte de la ingesta de agua también procede de los alimentos que consumas a lo largo del mismo, donde destacan las frutas y verduras por su alto valor en agua.
  • Realiza la ingesta mejor en pequeñas cantidades.
  • Si vas a entrenar, realiza un correcta ingesta antes, durante y después. NO hace falta que bebas grandes cantidades seguidas, ya que podrá ser contraproducente para tu organismos. ¡Dosifica!
  • Si realizas ejercicios, bebe más agua. Básicamente porque eliminarás más líquidos.
  • ¡Bebe agua aunque no tengas sed! Cuando aparece la sensación de sed es porque ya has perdido suficientes líquidos y existe una pequeña deshidratación. Esto cobra especial relevancia durante el entrenamiento funcional y la intensidad del mismo.
  • Si te cansa beber solo agua, puedes alternar su ingesta con otras bebidas como infusiones, zumos…

Ahora que ya lo sabes todo sobre la hidratación, ¿A qué esperas a beber agua y compartir este artículo?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *