Seas novato o experimentando en este deporte, cuando llegas al box a realizar el entrenamiento del día vas a superarte a ti mismo, pero… ¿Sientes la necesidad de querer hacerlo también con tus compañeros?

El afán competitivo está presente en todo atleta, manifestándose en pequeñas dosis o directamente a grandes rasgos, ¿En qué momento puede esto ser perjudicial para nosotros?

A continuación, te dejamos algunos puntos que te ayudarán a identificar problemas claves en referencia al ego y te proponemos algunas soluciones.

  • Me preocupo más por el progreso de mis compañeros que por el mío: El gen competitivo no debe ser rivalidad. En un box no hay mejores ni peores atletas, en Feel CrossFit somos una familia. Tus compañeros son tu equipo, no seas egoísta e individual, empújalos a ser mejores, esto te llevará a mejorar otras capacidades como la autoestima. En algún momento serás tú quien precise de esta ayuda, y lo agradecerás. No pierdas la energía en cosas que no puedes controlar, céntrate en tu trabajo.
  • Si alguien levanta más peso o hace mejores tiempos, tengo que superarlo: Recuerda, no se te juzgará por ninguno de estos motivos. Para ello están las competiciones -y sus jueces-. En el box tratamos de mejorar las capacidades del atleta en todos sus variantes. Toda la recompensan llega con esfuerzo y constancia junto al trabajo duro. NO te obsesiones, deja guiarte por tu coach, aunque no lo creas, el te conoce perfectamente y sabrá que es lo mejor para ti, o si estás preparado para un determinado objetivo. ¡No tienes que demostrar nada a nadie, más que a ti mismo!
  • ¿RX o ESCALADO? Yo siempre RX: Ser RX significa que dominas la amplitud de ejercicios de CrossFit, pero haz previamente una autovaloración, ¿Esto realmente es así?. Siempre tendremos unas habilidades destacadas por encima de otras. Analiza el wod, sus pesos y movimientos. ¿Hay algo que no dominas? No pasa nada, es una nueva oportunidad, busca una adaptación que te ayude a seguir mejorando. ¡ESCALAR NO ES UN DELITO!
  • No hago caso a los pesos o porcentajes de la pizarra: “Es que el peso al 65% de mi RM me parece poco, voy a subirle”, ¡ERROR!, en Feel CrossFit estarás dirigido y supervisado por grandes profesionales del entrenamiento, quiénes conocen perfectamente la programación diaria que un atleta debe seguir. El hecho de usar determinados ejercicios, pesos o porcentajes es la conciencia de un entreno eficiente. No siempre se puede ir al límite, ni al fallo. ¡Haz caso a tus coachs, ellos buscan lo mejor para ti!
  • Cuando no termino primero, me molesta: Tenemos que decirte algo, ¡Vete acostumbrando!, ya que siempre habrá alguien mejor, más fuerte y más rápido que tú. Saca de tu ego una motivación para ser tu mejor versión. Todo se consigue con esfuerzo y este pensamiento no te ayudará. Es típico ver a atletas saltarse repeticiones o incluso acortar movimientos con tal de afianzar las primeras posiciones de la clase. Tus compañeros fliparán (o sospecharán) con el resultado, tu ego se disparará, ¡Genial!, pero serás consciente de que solo te estás engañando a ti mismo.
  • No me gusta que me corrijan la técnica: Lamentamos decirte que no existe la perfección. Tus coachs están para supervisarte y ayudarte a mejorar en todo lo necesites, quieren lo mejor para ti. Mejorar la técnica te ayudará a ser más eficiente en los movimientos, además de evitar lesiones. Déjate enseñar y reconoce que no lo sabes todo. Esto es parte del camino de una atleta.
  • ¡Más no es mejor!: En toda programación existen días más duros y días más livianos, además de la fatiga y cansancio acumulado en los ciclos de entrenamiento. Es probable que se vayan intercalando, y aunque tus sensaciones te digan lo contrario, nuestro cuerpo necesita recuperaciones para seguir rindiendo al mejor nivel. ¿Has finalizado el wod y sientes que puedes hacer algo más? Tu coach lo sabe, es normal. Te recomendamos descansar, ya que es probable que los entrenos venideros sean exigentes físicamente. Esto también es parte de las mejoras de un atleta, evitarás consecuencias como el sobreentrenamiento.
  • Eres atleta, no entrenador: Hay muchas maneras de ayudar a tus compañeros. Pero, ¿Por qué corregir la técnica de los demás cuando aún nosotros no la hacemos correctamente? Deja a los coachs hacer su trabajo, son profesionales. Ellos entenderán las causas y problemas, además sabrán darle la solución adecuada. Te proponemos algo, ¿Observas a algún compañero realizando una ‘mala técnica’? Avisa al entrenador presente, ambos aprenderéis y mejoraréis con sus explicaciones.

Ayuda a los demás a sacar su mejor versión y déjate guiar por los coachs. ¡Esto también es parte del progreso de una atleta!

Feel Crossfit
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *