Desde las sombras del Box, lo que tu Coach sabe de ti

Aunque no te percates de ello, tu coach está ahí. Observándote desde las sombras del Box desde el primer día que apareciste para practicar CrossFit. No es un entrenador más. No se limita a ponerte tablas o rutinas de ejercicios. Está observándote desde el primer momento, desde que casi no sabías ni cómo coger una kettlebell o cuál era tu límite, desde que usabas gomas para hacer dominadas, desde que apareciste por la puerta de Feel CrossFit Sevilla pidiendo información.

Cuando tu lo ves en el fondo del box, casi escondido entre el material, o corrigiendo a algún compañero, en realidad está mirándote, observándote, estudiando cada movimiento que realizas, cada vez que te superas a ti mismo, cada vez que caes para volver a levantarte. Se da cuenta de cuando tienes un mal día, cuando has dormido mal o cuando has discutido con la pareja, cuando has tenido “un día de mierda” pero sabes que la única forma de desconectar es haciendo el WOD de tu vida. Te lo ve en la cara, porque no es cualquier entrenador, es tu coach, y conoce tu cara de cuando tienes un mal día. Te lo nota en la forma en la que coges las pesas. Montas tu barra con desgana, casi con coraje. Se te nota. Puede que necesites un amigo, pero lo que encontrarás en Feel CrossFit es más que eso, es un coach que te apretará para que sudes hasta el último resquicio de ese mal día.

Tu coach te conoce. Y conoce su trabajo. Te lleva observando cada día, cada entreno, cada WOD.  Sabe con qué peso comenzaste, cuanto levantas ahora y hasta dónde eres capaz de llegar. Lucha contigo en cada arrancada para que superes tus límites. Sabe tus ejercicios favoritos, los que se te dan mejor y en los que todavía no has corregido la postura. Tan solo con verte sabe decirte, en un ejercicio nuevo, qué peso serás capaz de trabajar.  Recuerda rus RM, tus pesos, si en las últimas semanas has trabajado más tren superior o inferior y, sobre todo, dónde eres más débil. Porque cualquier entrenador es capaz de saber tu punto fuerte, pero tu coach conoce tu punto débil y te ayuda a superarte.

¿Recuerdas cuando llegaste lesionado? Tu coach te lo notó sólo con verte entrar ligeramente cojeando. Su cabeza, mientas te saludaba y te daba la bienvenida ya estaba modificando el WOD. “Hoy cambias el segundo ejercicio por remo”. Y te joderá, lo sabes. Remo siempre jode. Pero sabes que es tu coach, y que lo hace para ayudarte a superar tu lesión y que puedas entrenar sin molestias.

Siempre está ahí, desde el mostrador o desde un rincón, observándote. Rememorando tus primeros momentos, tus primeras sentadillas sin peso, o cuando usabas los balones de 5kg,o  cuando salías a dar una vuelta al polígono y llegabas con el corazón en la boca. ¿Le ves? Está sonriendo. Te acaba de ver trepar completamente la cuerda y está recordando esa primera vez que lo lograste y lo celebraste como si hubieras ganado unos CrossFit Games. Tus éxitos son sus éxitos. Desde las sombras del box o junto a ti, un coach siempre te conoce, siempre trabaja a tu lado, siempre está cuando lo necesitas. Confía siempre en tu Coach de CrossFit.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *