Cosas que aprenderás haciendo CrossFit

El CrossFit es como un mundo paralelo. Cuando te piensas que simplemente te estás poniendo “fuerte”, en realidad tu cuerpo y tu mente están viviendo una realidad alternativa en la que aprendes instintivamente una infinidad de cosas sobre ti mismo, sobre tus límites, sobre el compañerismo o el trabajo en equipo. Si eres un Crossfitero experimentado, muchas de estas cosas ya las tendrás interiorizadas y habras notados sus beneficios en tu vida diaria, pero si todavía estás pensando en por qué merece la pena empezar a probar CrossFit y si solicitar o no la clase de prueba en Feel CrossFit Sevilla, lee atentamente este post.

  1. El deporte es mucho más que correr, nadar, practicar deportes colectivos o clases dirigidas en el gimnasio. Con el CrossFit descubrirás que existe una nueva forma de practicar deporte, con una alta intensidad, combinando movimientos del día a día con ejercicios olímpicos para obtener una grandísima variedad de habilidades.
  2. Puedes superar límites que ni tan si quiera imaginabas. CrossFit te pone a prueba continuamente. Cada WOD, cada ejercicio, cada movimiento busca sacar lo máximo de ti. Están pensados para que en conjunto formen un engranaje perfectamente engrasado para sacar tu máximo potencial cada día alternando ejercicios de resistencia y de fuerza.
  3. Aprender mucha técnica. Los WODs de CrossFit alternan movimientos simples con otros sumamente técnicos. Por ello siempre cada día se comienza con un entrenamiento técnico que te permite mejorar y llevar a cabo, cada vez con más peso y más repeticiones, los movimientos propuestos por tu Coach. La precisión en los movimientos es imprescindible para evitar lesiones y mejorar tu rendimiento. Es, sin duda, una de las obsesiones de los coaches de Feel CrossFit Sevilla.
  4. Entrenar sólo, trabajar en equipo. CrossFit es un entrenamiento en solitario. Estás tu sólo frente a tu WOD, pero tanto tus compañeros de Box como el staff del mismo estarán apoyándote en todo momento, animándote. En un box, cuando se termina el entrenamiento, no te vas a casa, esperas a que todos tus compañeros terminen su WOD para estirar juntos.
  5. Conocer a tu lado interior. CrossFit saca tu lado más competitivo, pero lo hace retándote a ti mismo, invitándote a superarte cada día. Tú serás tu rival, tu principal contrincante. Al principio el reto será hacer una dominada, luego dos, luego cinco… hasta límites que no te imaginas, siempre luchando contra ti mismo.
  6. La constancia es imprescindible para avanzar. Como en casi todos los departes, los resultados no son inmediatos. Te obliga a ser constante, pero también te motiva a serlo. El CrossFit engancha. Odiarás ir al Box, pero a la vez sabrás en tu interior que no te lo perderías por nada del mundo. Esta constancia te hará avanzar con paso firme hacia tus objetivos.
  7. Conocer la teoría. Porque en CrossFit no sólo aprendes técnica, sino que los coaches se encargan de explicarte el por qué de los ejercicios, sus nombres, los músculos y posturas que potencias y la mejor forma de realizarlos. Aprenderás terminología propia y comenzarás a hablar con propiedad cuando quieras explicarle a alguien que tienes cargado tal y cual músculo tras el entrenamiento de ese u otro ejercicio. No te irás del box cada día sin aprender algo nuevo sobre el deporte y sobre tu cuerpo.

¿Todavía alguna duda de por qué entrenar CrossFit? Ponte en contacto con nosotros para probar una clase y descubrir que ya estás tardando en convertirte en crossfitero.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *